Clipboard-kdiG--620x349@abc

ALUEUROPA compra la fábrica de Extruperfil en Sevilla

La filial de Grupo Chamartín, paga casi 7 millones de euros por la fábrica de Dos Hermanas.

La firma industrial Extruperfil renacerá de la mano de nuevos propietarios. Esta compañía, con sede en Dos Hermanas, es una de las principales factorías españolas para la extrusión de aluminio (un proceso que consiste en la transformación de este metal por el procedimiento de deformación en caliente). Extruperfil también tiene capacidad para hacer lacado y mecanizado de piezas (que generalmente se utilizan para fabricar ventanas), y tuvo una posición comercial muy consolidada en Andalucía y Extremadura a través de una extensa red de almacenes.

En 2007 sus ingresos llegaron a rozar los 100 millones de euros y, un año después, cayeron un 30%. La prolongada crisis del sector constructor (en 2013 apenas facturaba 13 millones de euros) llevó a la compañía dirigida por Miguel Gutiérrez Rubio a una larga agonía que concluyó con la presentación del concurso de acreedores en 2015, con la meta de reorganizar su pasivo (que superaba los veinte millones de euros) y propiciar el desembarco de un inversor que relanzara la compañía.

Según ha podido saber ABC, uno de los líderes nacionales del sector del aluminio, la empresa familiar Grupo Chamartín, está ultimando la adquisición de esta fábrica, tras imponerse en un proceso de subasta tutelado por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Sevilla. En concreto, la firma habría desembolsado casi siete millones de euros por las instalaciones y ha presentado, en paralelo, un plan de negocio que contempla la contratación de una parte de la plantilla de la firma nazarena.

La operación de compra aún está pendiente de la autorización definitiva del juzgado y del cierre de los últimos flecos de la negociación con algunas entidades financieras. El administrador concursal es Jesús Borjabad, de la firma EY.

La fábrica de Extruperfil se asienta sobre una parcela de 50.000 metros cuadrados y, en su momento, llegó a tener más de 250 trabajadores cualificados. La llegada de Grupo Chamartín es una garantía de supervivencia para la empresa por diversos motivos. En primer lugar, se trata de una compañía solvente y con músculo financiero. El nuevo inversor es un grupo controlado por la familia Colino que ha logrado sortear la crisis gracias a una posición muy sólida en el exterior.

Este grupo nació en los años cuarenta del pasado siglo vinculado a la fabricación y comercialización de sistemas de riego (su principal actividad de negocio) y se constituyó con el nombre actual en 1980. En 1994 diversificó su actividad hacia el aluminio con la adquisición de una factoría de extrusión en Alicante (conocían esta compañía porque era su proveedor de tuberías) y, a partir de ahí, forjó Alueuropa, que procesa más de 35.000 toneladas de este metal cada año.

La firma madrileña ha integrado con éxito otras empresas del sector en crisis, como la riojana Siproal, adquirida en 2016 (y que hoy funciona a plena capacidad). Actualmente Grupo Chamartín registra un negocio superior a los 150 millones de euros y está dirigido por Marta  Colino, nieta del fundador de la compañía.

El desembarco de Alueuropa en Extruperfil coincide además con un ciclo expansivo en el sector de la construcción residencial, ya que en las principales capitales andaluzas se han reactivado las grandes promociones de obra nueva.

 

 

 

Fuente: https://sevilla.abc.es/economia/sevi-lider-nacional-aluminio-compra-fabrica-extruperfil-201810110939_noticia.html